Saltar al contenido.

El plan de viabilidad

marzo 5, 2012

plan-de-viabilidad

Ya que tienes una idea y sabes como la vas a poner en marcha, la etapa siguiente es analizar si tu idea es viable. Es decir, valorar su rentabilidad y determinar los aspectos no financieros más relevantes.

 

El plan de negocio

 

Si quieres saber si tu empresa va a ser rentable, tienes que hacer un plan de negocio. Se trata de un documento completo que valora aspectos de mercado, calcula la inversión y los gastos, estima las ventas que se pueden alcanzar y determina la rentabilidad del proyecto.

 

El estudio de mercado

 

Cualquier compañía, por novedosa que sea su idea de negocio, tiene que competir con otras empresas. Y para tener alguna posibilidad en la batalla, es imprescindible tener una ventaja comparativa.

Esta ventaja es el arma que hará que ciertos clientes decidan adquirir nuestros productos o servicios en lugar de optar por nuestra competencia. Si queremos ser eficiente, será necesario conocer muy bien el mercado, empezando por saber a que segmentación de clientes nos vamos a dirigir.

 

Es un análisis tan cualitativo como cuantitativo. No serviría de nada encontrar que existe una segmentación de mercado interesada por nuestros servicios si no calculásemos el tamaño de esta población y el gasto que dedica a productos similares al nuestro. Podría ocurrir que son muy pocas personas, o que no gastarían el dinero suficiente para darnos la posibilidad de tener una empresa viable.

 

Además tenemos que estudiar en detalle nuestros competidores y su oferta. Si no sabemos lo que hacen nuestros competidores, ¿Cómo vamos a poder convencer a los clientes que nos compren? Como mínimo es necesario conocer los precios y los servicios de la competencia.

 

Con este tipo de informaciones sobre el mercado (y bastantes más), al final podemos estimar un volumen de venta para la futura empresa.

 

El estudio financiero

 

Pero para poder vender, hace falta gastar. Primero en inversiones de todo tipo (locales, obras, vehículos, herramientas, material, etc.), y segundo en gastos de funcionamiento (suministros, gastos de personal, etc.)

 

Es muy importante tener clara esta parte, porque si un proyecto no es rentable, no puede ser viable. Es fundamental ser exhaustivo para estar seguro de no dejar de lado ningún coste.

 

Con la inversión en equipos suele aparecer la necesidad de financiación. Es un punto que hay que tener claro desde el principio, ya que un crédito no es gratuito, y por lo tanto un proyecto financiado tendrá que ser más rentable que un proyecto pagado con dinero propio.

 

Una vez se conocen todos los datos económicos se puede empezar a elaborar cuentas de resultados provisionales, y tener una primera idea de la rentabilidad del proyecto. Pero eso no valdría de mucho sin un estudio de la evolución de la tesorería. No solo hace falta generar beneficios, sino también ser capaz de crear efectivo (cash). También se suelen elaborar los balances provisionales, para tener una idea de la situación patrimonial de la empresa a lo largo del proyecto.

 

 

Otros estudios

 

La viabilidad no es solo económica. Un proyecto rentable podría ser impedido por motivos legales, o técnicos, o de recursos humanos. Si la ley no me permite poner en marcha ciertas partes de mi modelo de negocio, entonces de poco me sirve que en teoría sea un proyecto con muchos beneficios. Lo mismo sucede con limitaciones técnicas. Por ejemplo, en un restaurante estoy limitado por un número máximo de cubiertos por turno, y aunque haya potencial para vender más, siempre tendré un límite. Y podríamos seguir con más ejemplos, como el problema de encontrar personal cualificado en algunos campos.

 

¿Todo esto, para qué?

 

Muchas personas piensan que puede ahorrarse el trabajo del plan de viabilidad, especialmente cuando no necesitan aportación de capital externo. Pero un negocio es un tema complejo, que no se puede proyectar en su totalidad en la mente de una persona, por más conocimientos que tenga del sector. Hace falta un análisis minucioso y fundamentado de los aspectos esenciales que acabamos de mencionar. Es un trabajo muy útil para anticipar muchos problemas.

 

Si necesitas financiación, no tendrás otra elección que elaborar un plan de viabilidad. Si no sabes como hacerlo, puedes acudir a profesionales que diseñarán un plan de negocio perfectamente adaptado a tu situación. En el inicio de un proyecto empresarial, este documento es la tarjeta de presentación de la futura empresa.

From → Plan de Negocio

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: